Los peores efectos del tabaco en la boca - Dentalius
1133
post-template-default,single,single-post,postid-1133,single-format-standard,bridge-core-2.1.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-19.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-773
LOS PEORES EFECTOS DEL TABACO EN LA BOCA

Los peores efectos del tabaco en la boca

Hoy en día, todos sabemos que el tabaco tiene unos efectos perjudiciales sobre la salud. Durante las últimas décadas, son innumerables las investigaciones publicadas que advierten contra este hábito y son habituales las campañas de sensibilización sobre las consecuencias del tabaquismo. Sin embargo, como especialistas en salud bucal, nos gustaría destacar el impacto en su boca y dientes.

Enfermedad periodontal: pérdida de dientes

¿Te imaginas sin dientes? Sí, podría suceder. La enfermedad periodontal es una enfermedad crónica y progresiva que afecta a las encías. Como hemos explicado anteriormente, la enfermedad periodontal se puede considerar como gingivitis o periodontitis, según el grado de afectación. En caso de que el trastorno alcance el nivel de periodontitis, pueden aparecer los siguientes efectos o síntomas del tabaco: retracción de las encías, movilidad de los dientes, espaciamiento de los dientes, hipersensibilidad, dolor de encías, ebullición de las encías o incluso pérdida de los dientes.

LOS PEORES EFECTOS DEL TABACO EN LA BOCA

Respuesta al tratamiento

Sí, los fumadores tienen un riesgo 3 veces mayor en comparación con los no fumadores. Y lo peor de todo, la forma en que responden al tratamiento es mucho peor. 9 de cada 10 tratamientos fallidos ocurren entre personas que fuman. No solo eso, el riesgo de recurrencia es mucho mayor.

Invisibilidad de la enfermedad

Es importante aclarar que, curiosamente, el tabaquismo enmascara los indicadores que podrían darnos una pista sobre el padecimiento de una enfermedad periodontal. El consumo de tabaco reduce el riego sanguíneo de las encías; por lo tanto, no se ven tan hinchados y es posible que no aparezca el sangrado de las encías. Como consecuencia, las alarmas no se activan.

Cáncer oral

Si se combina el consumo de tabaco, que contiene sustancias cancerígenas ilimitadas, con el consumo de alcohol, el riesgo de padecer cáncer bucal aumenta. Si bien esta patología no es frecuente, presenta una alta tasa de mortalidad debido a un diagnóstico tardío. En el “mejor” caso, las secuelas que genera el tabaquismo son graves y llamativas.

LOS PEORES EFECTOS DEL TABACO EN LA BOCA

Rechazo de implantes dentales

El tabaco tiene un efecto irritante y no favorece la cicatrización de heridas. Es por ello que fumar es una de las principales razones para rechazar los implantes dentales, especialmente los del maxilar superior. Los fumadores duplican la tasa de fracaso cuando se trata de estos tratamientos. Además, el tabaco es un factor de riesgo para las personas con implantes dentales porque pueden sufrir enfermedades periimplantarias, es decir, una infección en el implante.

Caries, manchas y mal aliento

Fumar reduce nuestra capacidad inmunológica, lo que provoca una disminución de la saliva y más bacterias. El sarro se acumula más fácilmente y provoca caries con mayor frecuencia.

Por otro lado, la nicotina y el alquitrán tienden a penetrar en el interior del diente provocando un tono amarillento o pardusco. En caso de padecer halitosis por otros motivos, fumar solo agravará la condición. En caso contrario, puede aparecer mal aliento por sequedad de boca que contribuye a la escasez de oxigenación y a una peor higiene bucal.

Los dentistas de confianza, en Arganda del Rey y Azuqueca de Henares, de la Clínica Dentalius son expertos en salud dental. Para más información no dudes en acudir a nuestra clínica.

Se el primero en dejar un comentario

Valoramos tu opinión